Instagram

domingo, 22 de septiembre de 2013

MAGIA POTAGIA

Había una vez un mago, un señor con poderes. Eran unos poderes muy especiales y los querían todos los habitantes de la aldea. No era un mago con varita y escoba, no tenía túnica ni largas barbas. Pero su magia era requerida por todo el mundo.

La verdad es que era una magia un tanto extraña, pero cada vez que alguien pasaba cerca del mago, se olvidaba por unos instantes de sus preocupaciones y problemas y emitía una contagiosa sonrisilla. Durante esos instantes de magia, la gente se volvía más altruista, feliz, solidaria, pacifista, agradable... Eso que ahora no tenemos. 


Seguramente ese gran mago siga rondando por las calles de todo el mundo, pero sólo espero que esa magia se la pase a más magos y que esos instantes sean eternos.

¡ABRA CADABRA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario